14.4.17

5 km "De la Plage aux Pins" 17.04.09


Aprovechando el buen tiempo y unos días libres me he ido con Ilia a Vieux-Boucau-les-Bains, en Las Landas. Disfrutamos de las dunas del Atlántico, la playa de Arnaoutchot con el agua helada, las interminables vías ciclistas atravesando pinares y los 4 km de perímetro del lago de Port d´Albret, ideales para correr. 
El domingo temprano había carreras en un pueblo cercano, Moliets. Me apunté a la más corta y éramos solo 27 corredores. El recorrido muy majo y variado, con asfalto, pista, caminos y bosque. Una mezcla de ruta y cross. Salí en sexta posición y poco a poco progresé hasta el cuarto lugar. Como el tercero se me había ido, me dediqué a disfrutar, a ritmo fuerte pero sin forzar.


Un último comentario sobre comida. 
La pizza que comimos en La Pizzaiolette, deliciosa. Pero lo mejor del viaje, las paradas a comer. 
A la ida fue en el Asador Zubi Ondo de Zarautz. El menú 11€ y unos platos de alta cocina, sabrosísimos y de refinada elaboración. Presentación y atención excelente al aire libre junto al biotopo protegido de Iñurritza. Claro, que había trampa, ya conocía de antes el sitio.
Y a la vuelta paramos en Oñati a visitar a mi amiga Jaione. Comimos en el Restaurante Iturritxo, también el menú de 11€. Fenomenal las alubias rojas, la merluza en salsa verde o la tarta de manzana. 
Una relación calidad/precio muy superior a lo que veo por el centro peninsular.





13.4.17

Coherence (James Ward Byrkit, 2013)


Curiosa e intrigante película de ciencia ficción en un ambiente de diálogo teatral. A veces nos gustaría que la realidad hubiera discurrido de manera diferente. Desearíamos recuperar ese otro camino donde las cosas podrían haber sido de otro modo. Pues bien, aquí llega esa oportunidad y, por supuesto, la volvemos a fastidiar.

Querido detective (Jim McBride, 1986)


Volví a disfrutar y a reir con esta peli que tanto me gustó allá en 1986 cuando la pusieron en un festival de cine en Madrid. Desde entonces no he dejado de escuchar la banda sonora, repleta de música mestiza de New Orleans. Y también de vez en cuando la vuelvo a ver, pues me sigue resultando tan fresca como el primer día.
Como comentario, nada refleja mejor lo que pienso de ella que lo escrito por Pablo García Márquez.

Siete vidas (John Grisham, 2009)


Siete historias ambientadas en Ford County, Mississippi. Originales, interesantes, entretenidas, bien escritas, todo lo que se puede pedir a un best seller. Un libro ameno y recomendable.

La La Land (Damien Chazelle, 2016)


Hará ya mes y medio que la vi y no puedo decir que haya dejado en mí ninguna huella. Una peli prescindible, con un sugerente arranque que va perdiendo fuerza e interés con los minutos. Un tema musical pegadizo que pronto pasará al olvido. Desde luego, los americanos son unos maestros del entretenimiento: muchos medios, grandes profesionales, solventes películas y... poco cine, al menos en este caso.

12.3.17

Trail del cocido (Valdemorillo 2017.03.12)

Aupaaaa.... de nuevo correteando por los caminos. Ya tenía ganas de volver a sentirme corredor, así que me dejé embaucar fácilmente por mi colega Swede y me acerqué esta mañana soleada de invierno a Valdemorillo. Trail de 23 km y 450 m de desnivel, o sea, bajo nivel de dureza. Pero la dureza es relativa, depende mucho de cada uno.
Salí tranquilito a disfrutar. Los caminos van en continua bajada dirección Villanueva de la Cañada, así que lo duro se queda para el final. Lo más bonito, a parte del buen ambiente correril, los tramos más estrechos de monte bajo. Lo menos interesante, las anchas vías pecuarias en la zona de Villanueva.
Esperaba llegar con fuerzas a la última parte, pero no fue así. Al poco de empezar las larguísimas cuestas me fui apagando, anduve más de la cuenta, el ritmo se desplomó, las bambas molestaban y no veía nunca el final.
Llegué bien, pero creo que algo deshidratado, apenas bebí un vaso de agua por el camino y me tiré un buen rato en meta dándole al gatorade y a la fruta. Contento sin embargo de no sentir la pierna resentida, a ver si así cojo más confianza para ir entrenando más y mejor, el fantasma de las lesiones sigue instalado en mi cabeza.
Tardé casi dos horas, que era justo lo esperado. El sueco quedó segundo y Sergio primero, excelente vuelta al campo tras su reciente maratón de Sevilla. Entre el plato de cocido que repartían y la entrega de trofeos pasamos un ratito en buena compañía y bonita mañana aprovechada. A ver si esto sigue así.


12.1.17

¡Feliz 2017!

Vaya final de año 2016, para olvidar.
Estaba empezando a encontrarme un poco en forma, estuve en el cross de El Escorial el 20 de noviembre, corrí bastante a gusto, compartí carrera y un buen rato con mi colega Alex de El Espinar. A la semana siguiente me compré zapas nuevas y ya tenía casi decidido preparar el maratón de Utrecht para marzo.
Pues zasca, fue ilusionarme y lesionarme.
El 24 hice un buen controlado, acabé con alguna molestia cerca del tobillo izquierdo pero no le di importancia. El viernes hice un rodaje normal y acabé con más molestias. Tras descansar el sábado, el domingo salí bien acompañado en Boadilla. Todo bien hasta el km 5-6 que empieza a molestar. Un dolor que se inicia por la parte externa del tobillo y que se va desplazando hacia arriba y hacia el centro por detrás. Al rato ya cojeaba por culpa del sóleo o gemelo y tuve que parar.
Parece que es el peroneo externo. Y ha estado durando mucho más de lo deseado. Lo peor es que sumando este nuevo percance al de el final del verano, mi confianza está por los suelos. Ahora temo que cualquier alegría que tenga entrenando la voy a pagar caro. Para colmo la última semana del año me tuvo fastidiadísimo con dolores estomacales.
Pues nada, cambio de año y vuelta a empezar. Con el impulso de unos días disfrutando del suave clima de Torremolinos, vuelvo a las andadas. Nunca mejor dicho, el primer día 10 min trotando muy suave y 5 min andando. Así un par de veces. No me atreví a más.
Estoy intentando hacer algunas sesiones variadas a la semana de complemento: máquinas, spinning, cross-fit... nadar o elíptica me da mucha pereza, ja ja. Y todos los días que puedo trotar un poco. Ahora estoy en 6 km a 5:30. Hasta que no me sienta más fuerte y aligere un poco el peso no voy a tener confianza para darle más caña. Pero a la vez estoy ansioso por volver a estar en forma y apuntarme a carreras. El domingo pasado estuve viendo el campeonato provincial de cross y saludando a los compis. Qué envidia el no poder correr con ellos, hace poco todavía era esta una cita importante para mí. A ver si hay suerte este año, pues, solo deseo poder entrenar a gusto.

10.11.16

12,3 km Robledillo de la Jara. Carrera de Montaña 08.11.2016

Ufff... tres meses han pasado desde la última carrera. Era verano, estaba en buena forma y se me cruzó la idea de preparar un maratón en otoño. Consciente de la imprudencia, pudo más la euforia y me puse a hacer semanas de más de 100 km (rodajes entre 18 y 30 km cada dos o tres días). Meter 30 km de más a la semana, así de sopetón, me duró poco más de 15 días. Un día a medio rodaje, sin previo aviso, noté un dolor agudo cerca de la rodilla izquierda que me hizo parar en seco. Tuve que volver a casa andando y medio cojeando. Probable distensión de ligamentos y un mes parado. En fin, de vez en cuando hay que descansar un poco. Y si no es voluntariamente, pues a la fuerza, je je.
Así, a finales de septiembre volví a ponerme las bambas. Con menos tiempo para corretear y decidido a rebajar tanto km como intensidad, la prioridad es disfrutar y cuidarme un poco. Mi rutina semanal se ha ido estabilizando de la siguiente manera: cuatro días, de los cuales uno subo al monte y otro hago un test de ritmo de unos 7 km. Y ahí estoy.

Para inaugurar el frío esta temporada nos citamos unos cuantos colegas en Robledillo de la Jara, un pueblo de la sierra norte madrileña con vistas al embalse de El Atazar. No hay aquí todavía relieve de gran altitud, pero sí paisaje agreste con pendientes acusadas entre cumbres y profundos valles.



No era tanto el frío como el viento lo que hacía algo desagradable la mañana, pero en cuanto entramos en calor todo nos pareció fenomenal. Para la carrera de 12 km estábamos algo más de 150 participantes. Salida escopetada por las callejuelas y enseguida pa´l monte. Rubén "Verato" se va con los primeros, "Gutial" acompaña a LisMi "Pasitos" justo delante mío y ya vamos adelantando posiciones en las primeras rampas. 
La primera parte sube tendido por un estrecho reguero entre matorral bajo, luego sigue por pista forestal y al final salimos ya a los caminos más altos donde hay que subir andando en algunos tramos.


Así la mitad de la carrera. Pero lo que sube baja, y por fin nos lanzamos. Una pena para mí ver bajadas tan pronunciadas. Lo paso mal frenando cuando las ganas son de bajar escopetado. Aquí abajo se puede ver a Gutial y Pasitos (juntos de blanco y rojo) tal y como les perseguía al inicio de la bajada. Me habían ido sacando una buena ventaja en la primera mitad de carrera.


Pasados los momentos más bruscos o técnicos, bajar a ritmo no se me da mal, así que fui recuperando posiciones volviendo a adelantar a los pocos que me habían pasado subiendo. Al volver por el tramo de pista forestal marqué un km a 3:41. Una gozada.



 Y ya solo restaba subir una colina y lanzarse por aquel reguero estrecho del comienzo. El chaval que iba en noveno lugar me sacaba mucha distancia, así que no tenía ya esperanzas de darle caza. Aún así subí ligero y me lancé a tope chapoteando por los surcos revirados. Una mezcla de miedo, atrevimiento, respeto, euforia, concentración, aventura, fue el tramo que más disfruté con mucho. No debía ir con sensaciones parecidas el de delante, porque, para mi sorpresa, le pasé en un santiamén. Y al salir a la pista que ya daba al pueblo y verme entero, sin haber tenido percance alguno tras haber bajado a tope por aquella serpiente de tierra, agua y piedrecilla, casi salto de alegría, había merecido la pena tamaña osadía.
Enseguida callejeé hasta meta y tras 1h8m de carrera allí mismo me encontré con mis tres colegas, que habían entrado en estricto orden delante mío, así que sexto, séptimo, octavo y noveno. Qué bonito, ja ja. Nos habíamos ganado al menos el desayuno, para luego volver a la entrega de trofeos, donde, entre otros, copamos el podium de los viejos. Aquí estoy pasándolo en grande junto a LuisMi "Pasitos" y Ricardo "Clara". Luego rematamos el día con una comida en grupo. Vamos, dominguerada completa, je je.



9.8.16

4 km Polderloop De Kwakel

04.08.2016 Amstelveen está en la zona sur de Amsterdam. Entre el río Amstel y el bosque de Amsterdam. Donde voy todos los días a entrenar. Y a disfrutar. Del bosque. Es precioso.
De Kwakel es una villa al sur de Amstelveen, saliendo al campo. Está en un pólder, De Kwakel. Terreno ganado al mar. Zona agrícola, cuadriculada con canales. Es lo más al sur del norte de Holanda. Se llega dando un largo paseo en bici.
Ya estuve aquí el verano pasado, con Aïnhoa. Son fiestas en el pueblo, y tienen la costumbre de organizar una carrera antes del jaleo.



Primero las carreras infantiles, con mucho ambiente local. Y seguido la mía de 4 km. Se me haría de noche si me quedara a la larga de 10 km. No tengo luces en la bici.
Todo sigue igual aquí. Me inscribo en la carpa de fiestas. 4.5€. Dorsal y chip. Una organización sencilla y muy buena. Se sorprenden desde dónde vengo. Aquí corren los del pueblo y alrededores. Doy un largo paseo para conocer el pueblo. Caliento un poco. El recorrido lo recuerdo perfectamente. Una larga vuelta entre carril-bici y carretera abierta. El viento molesta un poco. La tarde estupenda, alrededor de 20 grados. Salimos a las 19:15h un pelotón de cerca de 200 corredores. Bueno, bastantes más chicas que chicos, aquí un ejemplo. Da gusto ver tanta holandesa guapa corriendo.


Salgo delante y rapidito. Aún así pierdo posiciones. Mucha juventud con prisas. Tardo un km en ir recuperando mi posición. El grupo delantero, con una chavalita muy joven, se aleja. Por detrás vamos unos pocos al albur del viento. Me encuentro bien. Llevo un buen ritmo y parece que lo aguanto. Acabo ganando algún puesto más hasta el último km. Con la zona de meta a la vista se da un último rodeo. Ya voy solo. Acabo pues cómodo y contento. 15m06s y noveno. Idéntico puesto y solo unos segundos más que la otra vez.
Uno llegaba por detrás eufórico del esfuerzo, dispuesto a comentar la jugada. Al ver que no entendía nada siguió en inglés con el mismo entusiasmo. No importa no conocer a otros, nos une el haber pasado por parecidas sensaciones. Y estamos deseosos de compartirlas.
Me despiden con una maceta de rosas. Es el regalo típico de estas tierras, cuánto más oportuno que una camiseta más. Entre tantas. Bueno, una camiseta en holandés me habría gustado esta vez.


Me voy mientras corren los 10 km. Cae la tarde y el pueblo ya va entrando en ambiente para las fiestas:







20.7.16

Die Marquise von O... (Éric Rohmer 1976)

VO Alemán / Subt. Inglés


La marquesa publica un anuncio en prensa constatando que ha quedado embarazada sin su conocimiento. Y que busca al padre de su futuro hijo para casarse con él.
El punto de vista de la cámara, el espacio, el ambiente teatral, la luz, todo al servicio del texto de Heinrich von Kleist (1805) que, por no conocer el alemán, me hace perder la profundidad de la palabra.